Principios

Soy polaca y llevo en España tres años, en donde ahora resido con mi gata Trawka. En Polonia los gatos siberianos son altamente valorados, hay muchas criadoras de esta raza, los gatos polacos ganan los primeros premios en las exposiciones internacionales y son frecuentemente elegidos como los favoritos del público. Pero aquí las cosas no son así porque los gatos siberianos no se conocen apenas. Por eso he decidido, de acuerdo con las mejores criadoras polacas, presentar en España la mejor, en mi opinión, raza de gatos: la de los gatos siberianos. ¡Os animo a conocerla! He seleccionado únicamente gatos de las mejores criadoras polacas, y he buscado entre una gran cantidad de genealogías para, por fin, elegir solo los gatos que van a representar con dignidad a mi tierra nativa en España. ¡Son los mejores!
Para empezar, he elegido a dos gatas que se diferencian entre sí, a excepción del color, en prácticamente todos los aspectos. Mi primer gato macho también ha sido escogido por su genealogía y su perfecta genética. Mi objetivo es obtener los mejores cruces, de los que nacerán los gatitos de mayor belleza, más apropiada naturaleza y mejores compañeros posibles para sus amos. Lo más importante para mí es la vida que de verdad van a llevar los gatos, y quiero que encuentren una casa llena de amor. Muy importante es también la satisfacción de los nuevos propietarios. Creo que cada persona que compre un gatito de Sietevidas obtendrá un amigo imperecedero que cambiará su vida e, igual como yo, se fascinará con la naturaleza increíble de los gatos siberianos y estará contenta y asombrada por su buena salud durante muchos, muchos años.
Quiero que en Sietevidas solo haya gatos siberianos con una aparencia increíble, que se caractericen por su vigorosa y armónica constitución corporal y por la perfección de su pelaje, típico de los gatos siberianos. No quiero concentrarme en un concreto color de gato porque cada de ellos es hermoso e inolvidable, y además me encanta la incertidumbre que rodea al alumbramiento de los gatitos, esa pregunta que siempre me hago… „¿Y qué colores tendremos esta vez?”. ¡Son tan bonitos!